MARINA o el sentimiento de pérdida

Por Manuel Díaz Noda

MARINA3

En 1997, Haliam Pérez abandonó Cuba con sus padres para emigrar a España, a Tenerife. Atrás dejaba a su abuela y sus tíos, otros parientes habían emprendido ya también la marcha del país, dejando un vacío en la casa familiar. Marina es, en parte, la historia de ese vacío, pero también la de una Cuba, cuya situación política, económica y social supuso un éxodo de muchos de sus ciudadanos. En 2010, Haliam regresó a Cuba y realizó este documental donde muestra de la manera más íntima y sincera estas dos realidades (la familiar y la nacional) a través de entrevistas e imágenes de su abuela Marina y sus tíos Jacinto, Arturo y Odalys. Se trata de un documento poderoso y necesario, que adquiere incluso más trascendencia ahora, tras el anuncio de las negociaciones entre Estados Unidos y Cuba para acabar con 55 años de bloqueo.

La cinta está construida en torno a conversaciones cercanas, confesiones íntimas, situaciones cotidianas y momentos entrañables. El director tiene carta blanca para mostrar a su familia con todos sus claroscuros, lo que supone una decisión valiente por parte suya y de sus protagonistas. No hay un retrato favorecedor, pero sí cargado de empatía, cariño y sensibilidad. Pérez evita edulcorar o manipular la realidad. Los entrevistados responden ante la confianza que les inspira su pariente, aunque sin poder evitar cierta cohibición ante la cámara, sin embargo, ésta descansa generalmente en plano fijo mientras recoge esa realidad que se sitúa frente a su objetivo, permitiendo que los protagonistas se acostumbren a su presencia o la olviden de manera puntal.

A través del objetivo de su cámara, Haliam Pérez nos muestra el presente de Cuba, pero su historia habla del pasado, del crecimiento y declive de una familia en el contexto de la Cuba Revolucionaria. Las dificultades para conseguir alimentos y otros productos de primera necesidad traen ecos de aquellos que ya no están, bien porque en su momento abandonaron la isla, bien porque han fallecido. Esta ausencia marca psicológicamente a unos protagonistas que han visto tiempos mejores y que, al igual que el país, parecen ancorados en las promesas de tiempos pasados, cuya única salida parece ser la muerte o la emigración. Pese a todo la utopía sigue ahí, aunque desvirtuada bajo el peso de una vida de desilusiones, desengaños, errores y fracasos. Por otro lado, junto al dolor y la ausencia, encontramos también el amor de una familia, un vínculo de sangre que sirve de eslabón entre ellos pese a las discordancias y desencuentros.

La proyección de la película hoy, día 10 de noviembre, a partir de las 20.30 en el Teatro Guimerá de Santa Cruz de Tenerife estará acompañada también por el cortometraje Nouvinguts/Recién llegados, donde Haliam Pérez vuelve a tratar el tema de la inmigración en formato documental, en este caso, para reflejar la situación de un grupo de estudiantes inmigrantes en un aula de acogida de un colegio de Badalona. En ese entorno multicultural, resulta esperanzador ver la integración de jóvenes de diferentes razas y procedencias que conviven en armonía dentro de ese microcosmos educativo.

Anuncios

Acerca de Digital 104 Comunicación

Departamento de Comunicación de la empresa Digital 104, SL. Gestionamos las redes y blogs de la empresa y sus actividades, así como realizamos servicios de Comunicación para otras empresas.
Esta entrada fue publicada en Crítica, Dicen y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s